Limpiando el Interior

Muchos que leen el libro de Job, piensan que era un hombre justo, porque en los primeros capítulos se muestra su rutina religiosa. Al adentrarnos a los capitulos de mitad de libro, los argumentos de sus amigos y de Job van subiendo de tono y exposición. Al punto de Job pretender ser màs santo que Dios.

Trata de hacer ver a Dios como injusto en su proceder con el humano. Es cuando Dios decide pulir el orgullo interior de Job y confrontarlo con su pobre sabiduria y entendimiento de las cosas creadas y poder de Dios.

La ignorancia y percepción de Job sufre un cambio radical, al tener un encuentro personal con su Creador y entender que es el creado, y que nunca será más santo que Dios. Su confesión literal de conocer desde ese momento la grandeza de Dios lo lleva a ser alguien diferente por el resto de su vida.

Nos puede pasar igual si no cuidamos nuestros hechos, entendimiento, credo y dejamos que la religiosidad vaya ocupando el espacio de la humildad, del conocimiento íntimo de Dios y su grandeza. La oración y el tiempo para agradecer lo que somos por su misericordia no pueden estar en un segundo plano. Debemos reconocer que todo lo que somos, tenemos, hacemos y logramos es por su total y absoluta misericordia. Dios sabe lo que necesitamos antes de que lo pidamos, pero mejor aún, sabe lo que tiene que quitar de nosotros para lograr estar más cerca de Él.

Adelante, déjate pulir por el soberano Alfarero, el que sabe lo que hay dentro de tí, tu Creador y poderoso gigante. Pastor Julio.

El Verdadero Amor

Es probable que mostrar amor, gestos o detalles al respecto a veces nos lleve a encontrar resistencia aún al hecho de mostrar ese sentimiento tan lindo y noble.

Hay personas frias que no han aprendido o experimentado lo que significa o las muestras visibles de lo que es amar a alguien. Por eso les toma tiempo sentir, ver y entender cuan importante es demostrarlo a familiares, amigos, conocidos o extraños. Cristo nos enseñó la muestra de amor mas impresionante y significativa de toda la humanidad y su historia.

Morir por alguien que amas aún cuando no te conoce o no ha conocido aún tu existencia en algún plano relacionado a èl/ella. Un bebé que aún no nace, un familiar que no vemos todos los dias, alguien en necesidad al que ayudamos por medio de instituciones de caracter misionero o directamente a ese alguien, deben saber que el amor existe y nos lleva a hacer cosas increibles. Cada amor en su peculiaridad, de madre, padre, amigo, hijo o hija, de amigos, etcètera lleva sus propias muestras de tal sentimiento.

El tiempo y la perseverancia nos llevarán a tener èxito con aquellos que no conocen el poder del amor. Como Cristo persistió en su obra redentora, debemos persistir en mostrar que estamos hechos de sentimientos y que el amor es el màs poderoso de ellos. No dejes que la frialdad de alguna gente termine apagando la llama que Dios ha puesto en ti para dar calor a otros que necesitan un abrazo, un gesto, un detalle. Te invito a derretir las murallas de hielo que impiden a alguien sentir el amor verdadero que Cristo a puesto en nosotros. Pastor Julio.

En Cada Año

Cada vez que comenzamos un nuevo año nos hacemos las mismas promesas y sueños que otros años pasados. Está en nosotros alinearnos con Dios en sus planes para que los veamos realizados y no se conviertan en otras promesas o sueños por cumplir.

Debemos arreglar lo que nos lleva a estar todo el año en círculos viciosos y rutinarios donde hacemos lo mismo y lo mismo como si fuéramos máquinas y no humanos. No reaccionamos a lo que deberíamos, a lo que nos mantiene lejos de esas promesas y/o sueños.

Tomar desiciones se convierten en nuestras armas de poder y avance hacia ese camino de victoria. Cada decisión es fundamental y necesaria para nuestro futuro. No basta creer, deben estar las obras, las acciones, los hechos. Decidir con firmeza y determinación para que Dios vea que sinceramente le creemos pero no nos quedamos parados a solo creer.

Que este año sea uno que marque tu futuro, tu credo, tu familia, tus amigos, tu país, pero sobretodo, tu manera de aprovechar cada día que Dios te regala, llenarlo de metas, promesas y sueños cumplidos.

Adelante, Pastor Julio.