Yo Había Dicho Que tu Casa

«Por tanto, Jehová el Dios de Israel dice: Yo había dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían delante de mí perpetuamente; mas ahora ha dicho Jehová: Nunca yo tal haga, porque yo honraré a los que me honran, y los que me desprecian serán tenidos en poco.»

1 Samuel‬ ‭2:30‬ ‭RVR1960‬‬

Muchos piensan que Dios nunca cambia de opinión, sin embargo la palabra nos muestra lo contrario. Dios es justo, perfecto y soberano para hacer tal y como justamente quiere. Si honramos a Dios, no tendremos una situación lamentable al respecto. Pero despreciarlo nos puede llevar a un cambio de actitud sobre nosotros, ya no habría la cobertura y la bendición que tanto necesitamos en éste caminar.

Las promesas de Dios para nuestras vidas y la de nuestros hijos, son condicionadas a nuestro comportamiento y conducta delante de Él. No podemos cambiar de enfoque lo que dice su palabra. ¿Honras a Dios?, serás honrado. ¿Lo desprecias?, serás tenido en poco.

Descansar en sus promesas conlleva que actuemos de una manera específica, una vida llena de honra para quien hizo los cielos, la tierra, la vida. No debemos provocar un cambio de actitud para nosotros de quien tiene el tiempo y nuestra vida en sus manos.

Te invito a honrar a Dios, para que tú y tu casa, sean dendecidos.

Pastor Julio Labrador.

¿Queremos ser limpios?

En Mateo 8:2, vemos un leproso que se acerca al Seńor y le pregunta algo que sorprendió a todo el que estaba cerca, “si quieres puedes limpiarme”. La naturaleza de nuestro Seńor es sanar siempre que exista en nosotros un deseo genuino con un poco de fé de querer ser sanos.

Hay personas que llevan ańos en el evangelio y aún no entienden el concepto o proceso para lograr sanidad exterior e interior. No basta con llegar frente al Seńor, debes estar convencido de que Él puede hacerlo. Debes entender que es su sola potestad y voluntad de hacer el milagro, la sanidad, el cambio que tanto esperas. Muchos decretan y declaran aplicando conceptos que no pertenecen al evangelio.

La obra de Cristo no se queda en la la redención, va más allá de eso, llega al crecimiento espiritual, a la sanidad total y absoluta si hacemos el acercamiento correcto ante su presencia. Siempre estará la disposición de sanarnos en la medida que necesitemos pero, de veras queremos ser limpios?

Pastor Julio Labrador.

UN NUEVO DIA

Cada vez que abrimos los ojos y realizamos que comienza un nuevo dia hay muchos eventos pasando a la misma vez que no notamos. Por ejemplo: se cumple lo dicho por Dios de que el dia seguiría a la noche, la salida del sol, comienzas un tiempo que Dios regala a tus dias, pues no sabemos cuando seremos llamados a su presencia, estás lleno de energía producto del descanso y tienes que organizar las prioridades de la próxima hora.

Asi pasarás las próximas horas una a una en procesos y momentos que construirán un dia más en tu vida. Al final, puede que termines de vuelta a tu lugar de descanso para volver si Dios quiere a esperar el dia siguiente.

Para muchos rutina, para otros ejercicos anti- rutina, pero pasando por alto la misericordia del Padre de regalarnos tan preciados sucesos del diario vivir. Aprendemos, nos sorprenden, nos hacen crecer, nos drenan las fuerzas y nos revitalizan el alma otros, pero todos los momentos en el perfecto orden de Dios. No permitamos que se nos pasen los dias, hay que vivir, reir, llorar, aventurar, cantar, re-enfocar, ajustar y dar gracias por un dia màs producto del amor y la misericordia de nuestro Padre celestial.

Dios todopoderoso y su hijo, nuestro Salvador y Seńor, gracias por un nuevo dia, y todo lo que trae y se llevará. Pastor Julio Labrador.

Mi Decisión

Uno de los hechos que definen nuestra vida es la toma de decisiones, cada una de ellas tendrá un efecto brutal en nosotros para bien o para mal. El análisis necesario para cada una de ellas varia según la experiencia o elementos de juicio de cada persona.

Comida, vestido, educación, pareja, nombres de hijos, empleo, hogar y familia. Algunas decisiones fáciles y otras complejas y a veces retantes. Lo que nos rodea y afecta tendrán su parte en ellas, pero siempre será nuestra responsabilidad. Muchas veces dejamos las decisiones espirituales para otro momento, olvidando que al final de la vida el siguiente paso lo define las decisiones que tomamos en el camino.

Dios en su amor como nadie, toma la decisión de enviar su Hijo para abrir una puerta de salvación a la humanidad. Es decisión nuestra entrar o permanecer afuera, ser partícipe de una vida eterna en alegría o solo espectador en una tristeza eterna. Dice la palabra que el pueblo perece por falta de conocimiento, pero es decisión del pueblo vivir o morir por elección propia. Atrévete a tomar la decisión de tu vida. Pastor Julio Labrador.

Caminando Sobre el Agua

Si imaginamos con los ojos cerrados cuando Pedro caminó sobre las aguas es probable que casi vivamos ese momento, podemos sentir la humedad de las olas, el frio del ambiente alrededor, los sonidos propios del mar, y los otros que quedaron en el barco comentando entre si.

La voz de Cristo diciendo: “concéntrate en mi, no mires abajo ni al lado”. Y tal vez hasta podamos sentir la emoción del hecho. Todo bien hasta que sentimos que empezamos a hundirnos en medio del camino, a pensar que terminaremos en el fondo del mar. Sin embargo en el momento más desesperante sentimos la mano de nuestro Señor tomando la nuestra y preguntando: “porqué dudaste?”.

Cuando en la vida real dudamos del poder de Dios atravéz de su Hijo, hacemos lo mismo que Pedro en medio del mar, comenzamos a hundirnos en nuestras preocupaciones y miedos y apenas llegamos a la mitad del camino. Si decidiste ir en pos de Cristo, sea sobre el agua o en la tierra, debes creer que no te dejará solo/a un momento. Todo el tiempo estará con nosotros sin importar el camino.

Aprende a caminar sobre el agua. Pastor Julio Labrador.

IMG_0557

Quejas?

Cuando analizamos la palabra de Dios y enfocamos en el contenido real y preciso de lo leido, vemos que siempre se dijo que sería un camino duro, de tropiezos, de aprendizaje, de alegrias y penas, de cargar nuestra propia cruz y seguir sin mirar atràs.

Lo necesario, fé, creer, sacrificio, perseverar, valentía, aceptar que los pensamientos y planes de Dios sobre nosotros siempre serán mejores que los nuestros. Siendo así, para qué quejarnos si hemos creído, si hemos dicho que si a Dios y su hijo como Salvador.

Quejarnos sería una manera de renegar el credo, la fortaleza interior que logramos con los procesos y pruebas nos lleva cada vez más a ser lo que Dios espera que seamos para Él. Piezas clave en la comisión que se nos encargó con diligencia y amor. La humanidad necesita que hagamos el trabajo, sabiendo que no estamos solos, que Cristo va a nuestro lado, seguros de su favor.

Por lo tanto, hagámoslo sin quejas, sin excusas, sin falta de ánimo, sin fé, dejemos que de ser necesario, sea nuestro Señor quien pelee los momentos duros de esta batalla que nos llevará a estar un dia cara a cara con Dios, de la mano de Cristo.

Pastor Julio Labrador.

Y Vosotros Quién Decís Que Soy?

Asi comenzó Jesus a preguntar a los apóstoles en Lucas 9:20, para establecer claramente su relación con el Padre, Dios. Pedro siguiendo su impulsiva personalidad en aquel momento se apresuró a decir con honestidad y seguridad: “El Cristo de Dios”.

La pregunta a ellos ya habia generado una serie de respuestas que no necesariamente llevaron a Cristo a lograr la respuesta esperada, misma que Pedro expresó. La palabra de Dios está llena de versos que identifican a Cristo como nuestro Salvador y Redentor. Nunca estableció que era Dios, nunca se llamó asi mismo Dios, nunca recibió gloria ni honra ni ninguna alabanza sobre divinidad.

No encontraremos siquiera un verso pronunciado por Cristo donde establezca su deidad como Dios. Siempre lo vemos hablando del Padre, de su relación y unidad de propósito, eso si. Incluso nos enseñó un modelo de oración genial como pieza de enseñanza teológica, estableciendo la suprema voluntad del Padre en la misma.

Hablando Cristo en apocalipsis 3:12, hace una clara y específica expresión: “al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí, y escribiré sobre él el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo de mi Dios, y mi nombre nuevo”.

Y tú, quién dices que es?, luego de ese verso, está más que clara que no hay tal trinidad, aunque si un Padre, un Hijo, y el Espíritu Santo. Adelante.

Pastor Julio Labrador.

black and white silhouette of christ the redeemer
Photo by Pedro Sandrini on Pexels.com

 

 

El Universo y lo que en el hay.

Muchos escépticos les cuesta creer en Dios y lo relacionado a Él. Para ellos es más fácil buscar una explicación en otro lado que tratar de entender lo que se ejercita por medio de la fé. Son reacios a tener una relación con lo que no sea tangible.

Sin embargo cada vez son más los hechos y evidencias encontradas que apoyan los textos y libros de la palabra de Dios. Siguen apareciendo piezas arqueológicas que describen y muestran lo real de tales libros que además de ser históricos son base de fé para los que si creemos y cultivamos una relación con nuestro creador.

Pensadores y científicos que en algún momento se chocaron con èsta realidad tuvieron que aceptar y re- formular sus credos sobre este tema. Einstein, Newton, Hawkins por mencionar algunos, luego de hacer una primera expresión base, cambiaron de parecer.

Incluso en el mismo libro de Job encontramos evidencia de muchos años antes de estos grandes pensadores de los detalles que Dios había expresado sobre la fundación de la tierra y el universo. Solo hay que excudriñar y entender lo que leemos en su palabra, sin duda poco de lo que digan otros nos asombrará más de lo que hará Dios en sus revelaciones de la palabra. Bien dicho està allí: ” por la fè entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fué hecho de lo que no se veia”, ( Hebreos 11:3).

Ser Libres.

Una de las posesiones más valiosas del ser humano es la libertad, total y absoluta de hacer, decidir, expresar y actuar en completa libertad. Cuando Dios nos crea nos permite crecer y vivir en esa manera y vida. Con el tiempo vamos creando los límites y prejuicios que nos van colocando en una celda mental y a veces física.

Nuestra carga se hace cada vez más pesada por diversas razones y situaciones, creadas o impulsadas como resultado de las desiciones que irónicamente nos brinda esa libertad. El ser libres conlleva una resposabilidad de juicio muy seria. Fué decisión del hombre no obedecer las instrucciones de Dios en un principio.

El libre albedrío propuesto en el génesis era perfecto sin dudas, aún la libertad total viene con requisitos que no podemos controlar pero que nos darán ese sentir poderoso que pocos alcanzan, libertad.

Volvamos a los postulados originales que Dios nos enseño, nos explicó y mostró al enviar su hijo. Si queremos experimentar esa libertad que solo nos dá Cristo, debemos entender y buscar lo que hemos dejado en el camino, nuestra relación con el Creador, el cumplimiento fiel de sus requisitos, postulados, decretos, palabra y adoración sincera.

“Si el Hijo los libertare, sereis verdaderamente libres”. Juan 8:36. Libertad, no libertinaje.

Pastor Julio.

Se Preparó la Iglesia para los Milenials?

Este selecto grupo de seres humanos, conocidos por su apego a lo tecnológico, a la comodidad de las redes, a los trabajos mas socio – activos y a los productos de mayor calidad también experimentan una necesidad religiosa de algún tipo.

Los milenials tienen preguntas, dudas, hambre y sed de entender y comprender los hechos y misterios relacionados a cada opción religiosa. Mientras la iglesia tradicional protestante y católica se encerró en los postulados tradicionales usando los mismos mecanismos de evangelismo en su territorio doctrinal, los ateos y otras opciones religiosas buscaron la manera de presentar sus ideas y argumentos de manera mas efectiva en este grupo social.

Razón suficiente para darnos cuenta de que si queremos recuperar un terreno perdido por la inmobilidad, debemos atender sus preocupaciones, sus maneras de hablar y comunicar, sus deseos de aprender de manera clara y sin rodeos para lograr que el buscar la presencia de Dios y sus bondades no pasen a ser para ellos algo muy abajo en la agenda diaria y social.

Atender la espiritualidad y predicación del evangelio para los milenials debe convertirse en una meta prioritaria para toda iglesia cristiana. Ignorar los cambios sociales y generacionales de la congregación nos podria llevar a encontrar una iglesia vacía y sin entendimiento para el futuro de la misma.

Pastor Julio.