Con Làgrimas

Dice la palabra que en cierto momento Jesús lloró, describe sus lágrimas como gotas de sangre. Tal momento le precedió un pesar y tristeza muy grandes. Casi la frustración de ver que la humanidad no entendia su sacrificio y propósito.

Llorar en la mayoria de las veces está ligado a momentos de profunda tristeza, desesperanza, pérdida de fé y límite de opciones en nuestro razonamiento humano sobre cualquier situación.

Aunque a veces lloramos de alegría, las lágrimas expresan lo más puro de nuestro sentir en ese momento. Nuestro Salvador conoce a la perfección esas lágrimas y lo que queremos expresar con ellas, no es malo llorar, hay momentos donde será lo mejor.

Recordemos que Jesús lloró, de seguro sabe lo que necesitamos cuando no nos salgan las palabras, nuestro espíritu gime, pero Él sabrà consolarnos como solo Él sabe.

Confía, Dios hará. Pastor Julio Labrador.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: