Decretando y Declarando?

¿YO DECRETO o DECLARO Y DIOS OBEDECE?

Decretar, es el decir de una persona con autoridad para decidir lo que se debe de hacer. No podemos confundir lo que es una declaración de algo que Dios ya ha dicho, a un decreto, que es lo que nosotros queremos y ordenamos que suceda, el único que puede decretar, de una manera soberana es Dios, él tiene el poder y la autoridad para hacerlo.

“Jehová tu Dios te manda hoy que cumplas estos estatutos y decretos; cuida, pues, de ponerlos por obra con todo tu corazón y con toda tu alma. Has declarado solemnemente hoy que Jehová es tu Dios, y que andarás en sus caminos, y guardarás sus estatutos, sus mandamientos y sus decretos, y que escucharás su voz.”

(Deuteronomio 26:16-17)

Cuando hablamos del poder de su palabra, el adjetivo “su” no esta hay por accidente, no estamos hablando del poder de la palabra hablada, sino del poder de “su” palabra, y la razón por la que es vital hacer este señalamiento en nuestros días, es porque estamos en medio de un movimiento que habla del poder de la palabra hablada, el movimiento del decláralo, proclámalo y recíbelo, es un movimiento centrado en el hombre, es un movimiento que promueve la exaltación del hombre, humaniza a Dios y diviniza al hombre, pensando que nosotros tenemos la capacidad al hablar de crear nuestras propias realidades y malinterpretan versículos para hablar de cómo Dios creó realidades al hablar, pero no estamos hablando de la misma palabra, ni del mismo ser; cuando comparamos la palabra del Creador, con lo que dice la creación, nos damos cuenta de que existen enormes diferencias, y si nosotros no hacemos tal diferenciación prontamente comenzaremos a ignorar a Dios y a seguir al hombre.

Hoy en día ha surgido una doctrina, el engaño de la confesión positiva, que por malas interpretaciones de las escrituras, muchos son arrastrados para usurpar el lugar que solo a Dios le pertenece. A muchos cristianos ingenuos, se les ha enseñado, que en sus bocas hay un milagro, como dicen varios tele/evangelistas que están vendiendo la teología de la prosperidad, repitiendo esta mentira continuamente antes de comenzar sus prédicas. Es un movimiento anti bíblico de principio a fin.

Hijo de hombre, di al príncipe de Tiro: Así ha dicho Jehová el Señor: Por cuanto se enalteció tu corazón, y dijiste: Yo soy un dios, en el trono de Dios estoy sentado en medio de los mares (siendo tú hombre y no Dios), y has puesto tu corazón como corazón de Dios;

(Ezequiel 28:2)

La iglesia contemporánea tiene que aprender a orar, en el libro de Juan, los discípulos reconocen la necesidad de aprender a orar, pero tenemos que entender que clase de gente esta diciendo, “enseñanos a orar”, porque el pueblo de Israel era enseñado y educado desde niños a orar, se les enseñaba a recitar oraciones, a memorizar salmos para poder entonces orar a Dios, por esto parece ilógico que estos hombres, maduros ya, que habían crecido con una cultura de oración, digan ahora al Señor, “enseñanos a orar” y la razón es porque habían perdido de vista lo que es la oración bíblica, empezaron a agarrarse de tradiciones, repeticiones mecánicas y todo lo que se hacia en el santuario; y cuando escucharon a Jesús en ese lugar orando, les llamo la atencion y le dijeron, “Señor nosotros queremos aprender a orar como tú lo haces” en otras palabras a conversar con Dios.

“Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos.”

(Lucas 11:1)

La oración debe de ser centrada en Dios y no en nosotros, tenemos que abrir nuestros ojos y corazones a lo que dice la biblia, que debe de ser nuestro punto de referencia, todos los días necesitamos que nuestro Padre nos guíe, tenemos que aprender a orar. Toda la oración, todo el modelo y toda la enseñanza que Jesús nos da en la biblia de como orar, está total y exclusivamente centrada en la persona, la soberanía y la potestad de Dios, es todo Dios, acerca de Dios y para la gloria de Dios. La oración y la palabra nos enseńa que quien declara y decreta es solo Dios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: