El Buen Pastor

Muchos son los deberes de un pastor en la congregación, no solo cuidar y ayudar en la vida espiritual de cada oveja, también la parte administrativa de la iglesia y los detalles que ello conlleva. Sin la ayuda adecuada pudiera ser un gran reto cada tarea. Por eso es necesario que personas de la congregación ayuden en lo que sean prolíficos a cada pastor o lider.

El pastor que atiende un llamado genuino de Dios, sabe lo que es a veces dejar la familia y cualquier otro asunto a un lado por prestar atención y ayuda a una oveja que pasa un momento duro y de necesidad.

Pareciera ser que muchos olvidan que el pastor también tiene vida familiar, asuntos personales que atender y situaciones diarias. De ahí el verso de que “su vida dà por las ovejas”, literal y espiritualmente, es un deber que hace por amor a las almas y a Cristo.

Recordemos siempre que estos hermanos, padres, hijos y siervos nos dan lo mejor de si para ver en ellos el reflejo de Cristo. Ayudemos siempre en lo que podamos a cada pastor y la visión que Dios puso en cada iglesia.

Pastor Julio Labrador

Participa en la conversación

2 comentarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: