Estar Preso

Hay varias maneras de estar preso, espiritualmente, físicamente y emocionalmente. En cada una de sus modalidades el resultado es el mismo, estancamiento y aislamiento. Se priva de la libertad a quien no sigue las normas o leyes establecidas para lograr un orden social y evitar el caos. De la misma manera en el aspecto espiritual se mantiene a la persona en un estado de total caos y desorden fuera de toda oportunidad de avanze y logros.

La inmovilidad es total, mucho peor que la física y emocional. Solo el que ha estado en esa condición espiritual sabe lo que se siente y su consecuencia. Parte del propósito del ministerio de Cristo fué y sigue siendo libertar a los cautivos, a los presos de las tinieblas y a todo aquel que en alguna modalidad está preso. El poder de la palabra, de la oración e intersesión constante, y la firmeza de quienes rodean a los presos pueden lograr que Cristo lleve libertad allí donde no existe.

No existe ninguna fuerza, espiritu o cosa alguna que resista la libertad espiritual que solo Cristo y el Espíritu Santo pueden dar a un preso en necesidad de la misma. Nos toca acordarnos de los presos y persistir de rodillas ante Dios por ellos, en oración, en hechos de amor y misericordia para quienes asi están. En Cristo hay libertad, llevemos las buenas nuevas del evangelio a aquellos que están presos, si tienes la oportunidad.

Pastor Julio Labrador.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: