Dando Dos Aguas

Podemos dar dos aguas?, dulce y salada?, podemos servir a dos señores o tomar una desición final y firme? Cuando enviamos dos mensajes en un mismo hecho provocamos confusión, pensamientos duales, enviamos una señal confusa. Cristo fué claro y más en su ministerio, nunca hubo confusión ni doble mensaje excepto para los fariseos, para aquellos que a lo bueno llamaban malo y vice-versa.

Dios llama muy feo al hombre de doble ánimo, será vomitado de su boca. Pasa igual con la música, que algunos llaman “cristiana” solo porque violan algunas leyes federales de autor y cambian sus letras para “llegar” a más gente, en serio?, no enviamos ahi también dos mensajes a los que escuchan?.

Tengamos cuidado con las sutilezas que nos dice el enemigo en el oido para cambiar un llamado original de Dios y usarnos como marionetas en su mundo de pecado y falsa alegría. Una cosa es llevar palabra con diferentes gèneros y otra tener oculto en nuestro corazón entretener y exponernos creyendo que engañamos a Dios o hacemos una buena intención.

Que el sabor de nuestra agua y su apariencia sea una refrecante, diferente, clara y sin contaminantes, Dios no necesita fuego extraño en su presencia. Pastor Julio Labrador

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: