Ser Moldeado

Cuando analizamos un poco el proceso de ser moldeado, muchos traen a su mente la manera en que el barro es trabajado para lograr la pieza final que quiere su alfarero. En muchas maneras ciertamente Dios trabaja asi con nosotros, nos sigue moldeando atravéz de las situaciones que enfrentamos en nuestro camino.

Pero ser moldeado conlleva que nos dejemos moldear, humildes, callados, sumisos, en total silencio y odebiencia. Si usted mira un alfarero en su trabajo verá que el barro nunca le reclama las veces que vuelve y empieza, tampoco se queja de las vueltas dadas en el torno, ni decide en que se convertirá al final.

Ser moldeado conlleva paciencia, tiempo, dedicación, pureza, pasión por el barro y sus posibilidades. El alfarero vé en su mente el resultado final y firme de lo que va moldeando. No nos toca entender los procesos, las maneras o las desiciones de Dios en nosotros, nos toca ser lo que Dios quiera que seamos. Siempre será más de lo que pudimos pensar. Abrazo y adelante, dèjate moldear. Pastor Julio Labrador

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: