Somos Disciplinados?

La palabra de Dios está llena de principio a fín de ejemplos de personas sin disciplina que pagaron un precio muy alto su falta de la misma. El seguir instrucciones ha sido y será un gran reto para todo el que sigue a Cristo. Moisès no pudo entrar a la tierra prometida, Adán y Eva fueron removidos del paraiso con consecuencias para la humanidad, Abraham puso a su pueblo en 400 años de cautiverio por mencionar algunos de grandes líderes que vivieron en carne propia no seguir instrucciones.

La disciplina determinará que tan ràpido o lento avanzarás en éste andar cristiano, sin ella te costará llegar a cualquier meta. Ser disciplinados es lo que nos lleva a seguir constante en la oración cuando no tenemos fuerzas, es lo que nos hará hacer lo correcto aún cuando nadie nos vea.

Ser disciplinados para seguir lo demandado por Dios nos ahorrará muchos contratiempos en el camino, con Dios y con los que nos rodean. Es determinante en el éxito de aquello que tanto ahnelamos. Dios se regocija en la obediencia, y para lograrla, necesitamos ser disciplinados. Te invito a considerar que debemos cambiar para lograr la disciplina necesaria que nos lleva al éxito. Pastor Julio Labrador

Participa en la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: