La Pequeńa Mentira.

Cada quien decide las palabras que salen de su boca, toda la verdad o una pequeńa mentira. El problema con esa pequeńa es que un dia estará al descubierto y pondrá en problemas al que la dejó salir.

No importa cuanto tiempo pasó en libertad al ser pronunciada, la pequeńa mentira puede tratar de destruir una gran verdad pero al final su intento será sin fruto. Por más pequeńa que sea, nunca se sostendrá ante los hechos que prueben lo contrario. Dios incluyó en sus mandamientos al pueblo de Israel que no debían mentir, sin exepción.

A veces esa pequeńa trae consigo amigas más grandes que ella y cuando nos damos cuenta, ya ha crecido lo suficiente como para llamar la atención de todo el que la rodea. No permitas que una pequeńa mentira, se interponga en los planes maravillosos que Dios tiene para ti. No vale la pena, no quiere ayudarte, no es tu amiga. Andemos con la verdad, la que siempre nos respalda. Pastor Julio Labrador.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: