En La Espera.

Salmos 46:10, “estad quietos y conoced que soy Dios”.

Cuando creemos a Dios sus promesas y palabras para nuestra vida, sabemos que en algún momento se cumplirán. Eso nos da en el momento una sensación de seguridad y paz. Pero cuando empiezan a pasar los dias, meses, y vemos literalmente que no hay cambio, nuestra seguridad y paz se convierten en duda y desesperación.

Esperar no es una virtud que todos hemos desarrollado, la mayoria de los creyentes ni siquiera ejercitan la paciencia necesaria para la espera en Dios. Ahora todos declaran, decretan y dictan los hechos que esperan que Dios haga al momento. Esperar en Dios es saber con todo nuestro corazón que pasará lo que tenga que pasar en el momento exacto que Dios entienda que debe pasar. Sus pensamientos son mejores que los nuestros.

El mayor ejemplo de la historia pudiera ser la creación del universo y el ser humano en un orden diario hecho por quien tiene el tiempo en sus manos. Para entender que Dios es Dios, y su poder, majestad y gloria se manifiestan en su tiempo y suprema voluntad, es necesario permanecer quietos cuando asi nos lo pida. No hagamos como sara, Dios no necesita ayuda. Bendiciones para tu vida. Pastor Julio Labrador.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: