El Gran Abogado

Uno de los beneficios de recibir a Cristo como Salvador y Seńor nuestro es saber que es nuestro abogado cuando pequemos. Es probable que en algún momento estemos en esa triste situación donde el pecado nos acusa y trata de alejarnos de Dios.

La palabra es clara al respecto, abogado tenemos ante el Padre, para que su perdón y misericordia nos cubra alcanzando su perdón. Lo que te hizo fallar pasa a un segundo plano pues Dios muestra su amor para con nosotros al escuchar las palabras de su Hijo a favor nuestro.

Para eso, debe haber un sincero arrepentimiento, lleno de humildad y sinceridad ante Dios, quien escudrińa nuestros corazones. Cuando se pierde la comunión entre nosotros y Dios, como pasó en el jardín del edén, Cristo viene a re-establecer esa comunión de paz, alegría, gozo y amor inefable. Agarra su mano y déjate llevar, a la presencia de nuestro Dios y Padre, quien nos ama como nadie. Pastor Julio Labrador.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: