Caminando Sobre el Agua

Si imaginamos con los ojos cerrados cuando Pedro caminó sobre las aguas es probable que casi vivamos ese momento, podemos sentir la humedad de las olas, el frio del ambiente alrededor, los sonidos propios del mar, y los otros que quedaron en el barco comentando entre si.

La voz de Cristo diciendo: “concéntrate en mi, no mires abajo ni al lado”. Y tal vez hasta podamos sentir la emoción del hecho. Todo bien hasta que sentimos que empezamos a hundirnos en medio del camino, a pensar que terminaremos en el fondo del mar. Sin embargo en el momento más desesperante sentimos la mano de nuestro Señor tomando la nuestra y preguntando: “porqué dudaste?”.

Cuando en la vida real dudamos del poder de Dios atravéz de su Hijo, hacemos lo mismo que Pedro en medio del mar, comenzamos a hundirnos en nuestras preocupaciones y miedos y apenas llegamos a la mitad del camino. Si decidiste ir en pos de Cristo, sea sobre el agua o en la tierra, debes creer que no te dejará solo/a un momento. Todo el tiempo estará con nosotros sin importar el camino.

Aprende a caminar sobre el agua. Pastor Julio Labrador.

IMG_0557

Participa en la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: