Limpiando el Interior

Muchos que leen el libro de Job, piensan que era un hombre justo, porque en los primeros capítulos se muestra su rutina religiosa. Al adentrarnos a los capitulos de mitad de libro, los argumentos de sus amigos y de Job van subiendo de tono y exposición. Al punto de Job pretender ser màs santo que Dios.

Trata de hacer ver a Dios como injusto en su proceder con el humano. Es cuando Dios decide pulir el orgullo interior de Job y confrontarlo con su pobre sabiduria y entendimiento de las cosas creadas y poder de Dios.

La ignorancia y percepción de Job sufre un cambio radical, al tener un encuentro personal con su Creador y entender que es el creado, y que nunca será más santo que Dios. Su confesión literal de conocer desde ese momento la grandeza de Dios lo lleva a ser alguien diferente por el resto de su vida.

Nos puede pasar igual si no cuidamos nuestros hechos, entendimiento, credo y dejamos que la religiosidad vaya ocupando el espacio de la humildad, del conocimiento íntimo de Dios y su grandeza. La oración y el tiempo para agradecer lo que somos por su misericordia no pueden estar en un segundo plano. Debemos reconocer que todo lo que somos, tenemos, hacemos y logramos es por su total y absoluta misericordia. Dios sabe lo que necesitamos antes de que lo pidamos, pero mejor aún, sabe lo que tiene que quitar de nosotros para lograr estar más cerca de Él.

Adelante, déjate pulir por el soberano Alfarero, el que sabe lo que hay dentro de tí, tu Creador y poderoso gigante. Pastor Julio.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: